Home Sin categoría Síndrome de piernas cansadas

Síndrome de piernas cansadas

0 175

piernas-cansadas

¿Qué es el síndrome de piernas cansadas?

  • Una de las funciones de las venas del sistema circulatorio es recoger la sangre del cuerpo y devolverla al corazón. Para ello, la capa muscular de las venas se contrae para bombear la sangre en contra de la gravedad. Además, las venas tienen unas válvulas, que se abren con el paso de la sangre y se cierran para impedir su retroceso, impulsando la sangre hacia arriba, hasta el corazón.
    Cuando falla este sistema de bombeo, la sangre se estanca en las extremidades inferiores, las venas se dilatan, se produce una salida de líquido desde las mismas, manifestándose los primeros síntomas: Pesadez e hinchazón.
    ¿Cuáles son los síntomas?
  • Pesadez y edema en las piernas.
  • Dolor y picor (prurito)
  • Cansancio
  • Sensación de adormecimiento de las piernas, especialmente de noche.
  • Hormigueo, agujetas
  • Calambres musculares
  • Hinchazón que empeora al estar de pie y sin moverse durante largos periodos de tiempo y con el calor. Mejora al estar tumbado y con el frío.
  • Varices
  • Factores que conllevan a la aparición del Síndrome de piernas cansadas
    Factores no evitables 
  • Edad
  • Predisposición genética
  • Estado hormonal (menopausia y embarazo)
  • Pie plano (disminuye el fenómeno de la contracción muscular durante la marcha )
    Factores evitables
  • El sedentarismo
  • El estreñimiento
  • La ropa demasiado ajustada en la cintura y en las piernas. Ello dificulta el retorno venoso hacia el corazón.
  • La obesidad y el sobrepeso, ya que la grasa en las piernas dificulta la contracción muscular de las venas y con ello el impulso de la sangre hacia el corazón.
  • La gestación
  • Las terapias hormonales, como la contracepción oral (estrógenos) y terapia hormonal sustitutiva.

           Prevención del síndrome de piernas cansadashacer_ejercicio
1º Poner las piernas elevadas por encima del corazón. Lo aconsejable es una duración de 30 minutos de 2-3 veces al día.
2º Evitar las fuentes de calor como radiadores o exposición solar en exceso.
3º Hacer ejercicio físico, como caminar, andar en bici, nadar, durante 30-60 minutos al día.
Si permaneces mucho tiempo de pie, hacer ejercicios con las piernas como ponerse de puntillas varias veces o caminar sobre los talones.
4º Usar calzado ancho y cómodo
5º Evitar la ropa ajustada
6º Evitar el sobrepeso y el estreñimiento

Tratamiento

1º Fitoterapia
Existen plantas medicinales para favorecer la circulación sanguínea.Las más utilizadas:
Ginkgo biloba: acción venotónica, incrementando el tono de las paredes venososas, reforzando su motricidad y mejorando el retorno.
Castaño de indias: antiedematosa y antiinflamatoriarusco
Rusco: vasoconstrictor
Vid roja: acción vasoprotectora, disminuyendo la permeabilidad y el edema
Centella asiática: vasoprotector ,favorece la elasticidad de la pared vascular y síntesis de colágeno
Hamamelis : acción venotónica
Se pueden encontrar en distintas formas farmacéutica : via oral y en forma de gel/crema ejerciendo un efecto frío.
Duchas y masajes con agua fría
Terapia compresiva
Mediante el uso de vendas o medias de compresión elástica, generando presión externa sobre determinados puntos de las piernas y de manera decreciente hacia la cintura

 

Recuerda que puedes encontrar estos y muchos productos más en nuestra web www.lapalomerafarma.es ywww.farmacialapalomera.com

ARTICULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta