Home Actualidad Lo último ¿Para qué se utilizan las medias de compresión?

¿Para qué se utilizan las medias de compresión?

1 1841

Hasta hace un tiempo, las personas con problemas de circulación eran las destinatarias principales de este tipo de accesorios. Sin embargo, cada vez en mayor medida el uso de las medias de compresión se ha ido extendiendo al ámbito deportivo, tanto en el entrenamiento como en la propia competición. En este post analizaremos cuando resulta recomendable su utilización, así como cuáles son los principales beneficios por los que destacan.

El método de la elastocompresión es uno de los que cuentan con mayor recorrido para las afecciones de tipo varicosas o linfáticas, así como de sus otras complicaciones. Consistía en la aplicación de vendajes en las extremidades inferiores, hoy en día sustituidos parcialmente por medias o tutores elásticos. Su función principal, es la compresión sobre las venas superficiales, cuya microcirculación empuja la sangre hacia el eje venoso profundo. Para simplificar este mecanismo de acción, se puede decir que la elastocompresión ejerce un verdadero efecto de bombeo sobre el torrente sanguíneo.

como-tener-unas-piernas-bonitas-y-sanas

En el caso de las medias de compresión, esta elastocompresión es la fuerza que los pantys o el tutor aplican comprimiendo la extremidad, ayudando así al efecto bombeo y mejorarando la circulación sanguínea y linfática. Estas medias, pantys o tutores preventivos y terapéuticos se clasifican dependiendo de su efecto compresor.

Uno de sus principales usos, hace referencia a lo que se conoce como la insuficiencia venosa crónica. Se trata de una patología cuya incidencia entre la población se ha visto incrementada durante los últimos años, apareciendo con mayor frecuencia en mujeres. Se debe principalmente a un mal funcionamiento del sistema circulatorio, lo cual se traduce en la formación de varices o síntomas como pesadez o hinchazón en las piernas. Este efecto compresor que llevan a cabo este tipo de medias, resulta preventivo y/o terapeútico, ayudando en gran medida a que la circulación sanguínea en nuestras extremidades mejore.

Es por ello, que su uso se aconseja principalmente ante la aparición de varices y arañas vasculares, tras alguna intervencion quirúrgica venosa o ante edemas y alteraciones varicosas durante el embarazo. Resultan también beneficiosas, para aquellas personas que debido a su actividad profesional, pasan mucho tiempo de pie o sentadas o para aquellas que presentan predisposición a la retención de líquidos.

En el terreno deportivo, consiguen una mejor oxigenación de los tejidos, favoreciendo de este modo la recuperación. Esta reducción del consumo de oxígeno, repercute mejorando la resistencia del atleta, reduciendo los dolores musculares o la fatiga. Además, consiguen evitar el proceso de formación de hematomas, cuando se producen roturas de fibras sobre el gemelo.

Es muy importante saber elegir las características de compresión que se adapten a nuestro cuerpo y patología: talla, modelo o nivel de compresión:

  1. Compresión ligera o preventiva: Recomendables para la mejora de la circulación sanguínea sobre las piernas cansadas o hinchadas. Además suelen recomendarse  cuando existe cierta predisposición a la aparición de varices o arañas vasculares.
  2. Compresión normal: Se aconseja su uso para aquellos casos que ya presentan arañas varicosas, con cierto dolor o cansancio severo sobre las piernas unido a la aparición de varices con un tamaño ya moderado. Además suelen indicarse para mujeres embarazadas o personas que realizan largas jornadas sentadas o de pie, así como viajes largos.
  3. Compresión fuerte: Mediante previa indicación médica, tratan afecciones venosas más graves junto a sus diversas complicaciones, alargándose dicho tratamiento.

Es muy importante tener en cuenta que según la patología o la altura de la pierna en la que se localicen los síntomas, resultará recomendable una u otra medida para la media de compresión:

  • Media corta: Alcanzan justo por debajo de la rodilla, resultando más fáciles de llevar y más adaptables.

Farmalastic Media Corta Compresion Fuerte: Una media corta con una compresión fuerte y de uso indicado para los problemas de varices o de mala circulación.

  • Media larga: Su altura llega hasta la mitad del muslo y se sostienen gracias a unas bandas de silicona. Suelen ser recomendadas para las embarazadas.

Farmalastic Media Larga Compresion Normal: Media larga de compresión normal ideal para mujeres que presenten piernas cansadas o varices o quieran prevenir su aparición, ya que por su forma y composición favorecen la circulación sanguínea.

  • Panty: Alcanzan hasta la cintura, aportando mayor sensación de sujección sobre la zona abdominal.

Farmalastic Panty Compresión Normal Negro: Panty de compresión normal con ajuste de silicona en color negro. Este panty resulta ideal para favorecer la circulación en las piernas y prevenir así la aparición de varices. Además modela la silueta gracias a su efecto compresor.

Por último, resulta imprescindible elegir la talla adecuada, teniendo en cuenta las medidas de nuestros tobillos o gemelos, dependiendo de la altura de la media de compresión. Una talla correcta garantizará que se trate y prevenga el problema circulatorio de una manera adecuada.

Existen algunos tipos de contraindicaciones, ante las cuales no se aconseja llevar medias de compresión, es el caso de enfermedades arteriales como la hipertensión, o la vasoconstricción sobre las extremidades inferiores. Tu médico será el único que puede aconsejarte sobre si uso se adapta o no a tus necesidades.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta