Home Consejos LPF Salud Elegir el potito adecuado

Elegir el potito adecuado

0 1047

A partir de los 6 meses es cuando se recomienda ir complementando la alimentación del bebé con otros alimentos diferentes a la leche y esta se realiza a través de las primeras papilllas caseras o potitos.

 

Cuando tu bebé cumple 6 meses es hora de que comience a probar otras cosas distintas a la leche que hasta este momento ha sido su única fuente de alimentación. Con la supervisión de nuestro pediatra empezaremos a complementar su alimentación con alimentos como cereales, frutas, verduras, carnes, pescados o legumbres.

La primera duda que nos suele asaltar a todos los padres, es a la hora de empezar a alimentar a tu bebé con sus primeras papillas, es si optar por hacer tu propio puré casero o si debemos comprar potitos industriales, más cómodos en ocasiones donde no tenemos tiempo para preparar nuestras papillas caseras.alimentación_infantil_farmacia_la_palomera

La realidad es que podemos optar por una o por otra sin ningún tipo de problemas, es más, lo normal es complementar ambos tipos de alimentación, buscando siempre una dieta equilibrada y al final muchas veces nos vamos a ceñir a los propios gustos del bebé.

Los alimentos para bebés que podemos encontrar en el mercado son totalmente adecuados para nuestros hijos, ya que pasan estrictos controles de calidad y cubren perfectamente sus necesidades nutricionales por lo que puedes comprarlos tranquilamente.

De hecho hace un par de años se realizó un completo estudio donde se comparaban potitos de 3 de las marcas más conocidas del mercado con papillas caseras realizadas con los mismos ingredientes y los resultados fueron concluyentes: no existían diferencias relevantes en el perfil nutricional de ambas.

Dicho estudio fue desarrollado por el Departamento de Tecnología de los Alimentos, Nutrición y Bromatología de la Universidad de Murcia, en colaboración con el Servicio de Pediatría del Hospital La Fe de Valencia y con el Instituto de Nutrición Infantil Hero Baby.

Viendo que desde el punto de vista nutricional y de seguridad son totalmente recomendables, ¿que otras ventajas tienen los potitos de compra?

  • Están realizados con los mayores estándares de calidad y protocolos de seguridad, por lo que la posibilidad de que puedan sentar mal a tu bebé son prácticamente nulas.
  • Están elaborados con los ingredientes adecuados para cubrir las necesidades nutricionales del bebé en cada etapa de su vida.
  • Suponen un importante ahorro de tiempo.
  • Son una gran solución cuando se come fuera de casa o si te vas de vacaciones o de fin de semana al ser fáciles de llevar y debido a que te los pueden calentar en cualquier bar o restaurante.

En lo que se refiere a que producto de alimentación infantil elegir cualquiera de las marcas que todos conocemos te ofrece totales garantías, por ejemplo si compras potitos Nutribén sabes que es una marca de prestigio, con una gran variedad de productos y te va a dar seguridad. Al final, como decía antes, lo que va a influir en tu decisión es si le gusta a tu bebé o no.potito_nutriben_farmacia_la_palomera

En todo caso si que hay una serie de recomendaciones que deberías seguir a la hora de elegir entre un producto u otro, son estas:

  1. Edad recomendada: Lo primero es elegir un potito adecuado a la edad de tu bebé. Normalmente esta información está claramente reflejada en la etiqueta del potito en un tamaño destacado.
  2. Repasar los ingredientes: No todos los ingredientes incluidos en el potito pueden ser adecuados para nuestro bebé, debiendo de ceñirnos siempre a los consejos de nuestro pediatra. Por ejemplo algunos alimentos potencialmente alérgicos como e huevo o el pescado no se recomiendan hasta los 10 meses de edad. También en el sentido positivo nos podemos fijar en su contenido en algún ingrediente especialmente beneficioso como aceite de oliva o algún otro aspecto resaltado como sin azucares añadidos en los potitos de fruta.
  3. Indicaciones especiales: Hay que tener en cuenta las posibles indicaciones especiales dentro de la información del etiquetado del alimento, fundamentalmente en lo referido a las posible alergias o intolerancias alimentarias como productos sin gluten para los celiacos.

En definitiva, que si no tienes tiempo para preparar tus papillas caseras, o si te vas de vacaciones o si simplemente a tu bebé le gustan mas los potitos de compra, no tengas dudas, elige tu potito favorito y quedate totalmente tranquil@.

ARTICULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta