Home Consejos LPF Belleza Diferencias en la piel dentro del cuerpo

Diferencias en la piel dentro del cuerpo

0 870

Aunque siempre hablamos de la piel como un órgano único, no tiene la misma apariencia ni la misma estructura en todas las partes del cuerpo y su comportamiento también difiere por lo que necesita ser tratada de forma desigual.

 

Nuestra piel no es igual en todas las partes de nuestro cuerpo, esto es algo que podemos comprobar a simple vista y sobre todo al tacto. Así por ejemplo en algunas zonas como el rostro, las manos o los pies, esto resulta más que evidente. Vemos como es la piel en estas 3 zonas en concreto:LA PIEL DEL ROSTRO

piel_del_rostro_farmacia_la_palomeraSi hay algo que caracteriza la piel del rostro es que es mas delgada y sensible que en el resto del cuerpo y más aún si consideramos la zona del contorno de los ojos, con la mitad de espesor que en resto de la cara.

Además hay que tener en cuenta que en el caso de la cara, está casi siempre en contacto directo con los diferentes agentes externos como el sol y sus dañinos rayos ultravioleta, el viento o la contaminación ambiental, algo que no ocurre con la piel de otras partes del cuerpo, por lo que require de unos cuidados y una protección especiales.

Como siempre hemos dicho la protección solar resulta especialmente trascendente en el caso del rostro, ya que es la parte de cuerpo que antes va a mostrar los signos del fotoenvejecimiento si no se protege y cuida adecuadamente. Y otro aspecto clave es la hidratación, para lo que puedes elegir entre las muchas cremas faciales que hay en el mercado y considerando siempre tu tipo general de piel: seca, mixta, normal o grasa.

LA PIEL DE LAS MANOS

Las manos también estás expuestas casi siempre a la acción de los agentes externos, pero además trabajamos con ellas, nos damos la mano, las lavamos, lavamos con ellas…y todo ello hace que poco a poco se dañe la barrera cutánea. Además de por sí, el pH de las manos presenta menos acidez que en otras partes del cuerpo por lo que su manto protector no es tan resistente.

Otro aspecto que podemos ver muy claramente es la gran diferencia que existe dentro de las propias manos entre la piel de las palmas y la piel del dorso de las mismas. Así, la piel de las palmas presenta una capa córnea más gruesa y dura, está almohadillada, no presenta pelo y es rica en tejido conectivo y adiposo. Sin embargo la piel del dorso es muy delgada, presenta pelo fino y casi no tiene tejido adiposo.

El uso regular de una crema de manos resulta vital para mantenerlas hidratadas y nutridas por un lado y para protegerlas frente a las agresiones externas por otro.

LA PIEL DE LOS PIES

La epidermis en los pies es mas gruesa que en el resto del cuerpo, especialmente en la planta de los pies, donde puede oscilar entre 1 y 5 mm, feet paincuando la media en el cuerpo es de 0,1 mm. Además en dichas plantas de los pies hay una gran presencia de células adiposas para proporcionar el almohadillado que necesitan para soportar el peso del cuerpo.

A pesar de este almohadillado extra, los pies sufren mas los cambios de temperatura y el roce excesivo al caminar o al correr puede llegar a dañar la función de la barrera cutánea, dando lugar como consecuencia a una piel mas seca y finalmente a la aparición de callosidades y durezas.

Aunque es algo que casi siempre descuidamos debemos cuidar mucho nuestros pies, eliminado las durezas y manteniendolos bien hidratados con productos específicos que existen para ello.

Podría hablaros también de la piel en otras zonas del cuerpo como el cuero cabelludo o las axilas, donde también tiene sus peculiaridades, pero eso ya lo dejo para otro post 😉

 

 

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta