Home Consejos LPF Belleza Cómo cuidar la piel después del verano

Cómo cuidar la piel después del verano

2 1910

El verano es una época en la que la piel tiende a resecarse por la exposición continua al sol y otros factores, por lo que necesita una atención especial para recuperar todo su esplendor.

No cabe ninguna duda que una piel con un bronceado bonito nos va a hacer sentir mas guap@s pero hay que tener mucho cuidado con los cuidados de la piel ahora que se está acabando ya el verano, ya que de lo contrario esos rayos solares que nos broncearon en el periodo estival, nos traerán peores consecuencias en otoño.

Y es que durante las vacaciones, al estar apartados de nuestra vida habitual puede resultar más complicado seguir con esas rutinas diarias que pueden incluir el cuidado de la piel, que ya de por si en verano está mas castigada.

El principal daño a la piel lo causa la propia exposición a los rayos ultravioleta del sol, causantes su envejecimiento prematuro, debido fundamentalmente a los radicales libres, sustancias que dañan directamente el ADN celular.

_MG_0591

También la escasa protección frente al sol puede provocar la aparición de manchas en la piel de muy diverso tipo y que hay que tratar de eliminar lo antes posible, para lo que existen productos muy específicos.

Otros factores especialmente dañino pueden ser por ejemplo el agua de las piscinas o el aire acondicionado. El agua de piscina debido a su contenido en cloro provoca sequedad y descamación. Por el contrario el agua de mar si que provoca importantes beneficios dérmicos.  El aire acondicionado tiene un efecto similar generando sequedad.

Ahora que sabemos que podemos tener la dermis seca, deshidratada, con manchas o incluso con daño celular… ¿que podemos hacer para repararla? Aquí van algunos consejos:

PRIMERO EXFOLIAR

Lo primero que debemos hacer es una limpieza profunda con la que eliminemos todas las células muertas y limpiemos los poros, para dejar el cutis preparado para el siguiente paso que es la hidratación.

Como no todo el mundo puede permitirse ir a un centro de estética a que le hagan una limpieza en profundidad, se puede hacer perfectamente en casa con los productos adecuados. Lo mejor es tamponar la piel con una toalla húmeda con la que reblandeceremos los poros para su limpieza posterior.

Posteriormente en función del tipo de piel, utilizaremos un exfoliante que sería suficiente si la pies es seca, ya que normalmente tiene menos impurezas o una mascarilla a mayores en el caso de pieles más grasas, donde la exfoliación puede no bastar.

mascara_facial_farmacia_la_palomera

LA HIDRATACIÓN

Hidratar la piel de forma adecuada es fundamental, para lo que una vez más tendremos en cuenta el tipo de dermis que tenemos. Las pieles más grasas necesitan un producto básicamente hidratante, que sea poco graso, por lo que lo más idóneo es utilizar cremas tipo gel o un sérum. Dentro de estos, existen incluso algunas marcas como Lierac que ofrecen un serum específico para pieles con manchas, con lo que su acción es doble.

Cuando la tez es mas seca, se necesitan productos con un aporte mas cremoso y moliente, pero intentando que siempre se cumpla una triple premisa, como es que la crema se absorba rápidamente, que nunca deje una película de grasa y que no provoque sensación alguna de tirantez.

Para pieles mas maduras, donde ya se aprecian signos de envejecimiento cutáneo, se puede optar por una crema rellenadora de arrugas, que actúa desde el interior aportando colágeno para regenerar la piel, al mismo tiempo que la hidrata y deja suave y tersa.

fillderma_sesderma_farmacia_la_palomera

TAMBIÉN EL CUERPO

Pero no sólo es importante cuidar el cutis, ya que el resto del cuerpo también ha estado expuesto a los efectos del sol. Lo más aconsejable en este caso es usar un exfoliante corporal para eliminar las células muertas y posteriormente un hidratante de gran capacidad emoliente como los que contienen urea o ácidos grasos del tipo Omega 3.

MANTENER EL MORENO

Si hemos seguido los pasos anteriores y nuestra piel está bien hidratada, el moreno nos va a durar más de por sí, aunque en el mercado se pueden encontrar cremas prolongadoras del bronceado, autobronceadores o suplementos con beta-carotenos que van a facilitar mucho más que el bronceado nos dure durante los meses de otoño.

CUIDADO DIARIO

En todo caso el cuidado de la piel es algo que debería de realizarse a diario y el momento ideal es antes de acostarse. Y es que mientras dormimos la piel se repara y regenera, por lo que es recomendable antes de acostarse limpiar e hidratar la piel.

Al margen de productos dermocosméticos, hay otras pautas que no se deben olvidar, como tener una alimentación equilibrada, donde predominen frutas y verduras, dormir un número adecuado de horas todas las noches y por supuesto beber al menos un par de litros de agua al día, imprescindible para purificar,, tonificar e hidratar la piel convenientemente.

Si queréis más información sobre productos para cuidar vuestra piel, os recomiendo que visitéis nuestra página web, que todo hay que decirlo, hemos renovado recientemente 😉

 

 

2 COMENTARIOS

Deja una respuesta