Home Consejos LPF Salud Combatir la obesidad infantil desde bebés

Combatir la obesidad infantil desde bebés

0 915

Según demuestran diferentes estudios, la alimentación de los niños desde su nacimiento y durante los 3 primeros años de vida resulta fundamental para prevenir la obesidad infantil.

 

El incremento en la incidencia de la obesidad infantil en España en los últimos años empieza a ser ya preocupante, por lo que cada vez resulta más importante que los padres tomen conciencia de educar a los niños desde bien pequeños en seguir unos hábitos alimenticios adecuados.

obesidad_infantil_farmacia_la_palomeraEsta educación, que debe de dirigirse en primer lugar a los padres y luego a sus hijos, no persigue solamente el objetivo de conseguir una dieta equilibrada nutricionalmente hablando, sino también establecer los pilares de unos hábitos saludables para el futuro.

Uno de los factores exógenos que más influyen positivamente en la prevención de la obesidad infantil es la lactancia materna, siendo la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que en la medida de lo posible, los bebés se alimenten hasta los 6 meses en exclusiva de leche materna, introduciendo alimentos a partir de entonces.

Cuando ya empecemos a introducir alimentos en su dieta, esto se debe de hacer progresivamente y vigilando especialmente las cantidades, para lo que nos ceñiremos a las indicaciones de nuestro pediatra.

Es precisamente la sobrealimentación uno de los factores más determinantes en la obesidad infantil y el sobrepeso, porque muchos padres pecan de dar más cantidades de determinados alimentos de las que el bebé necesita con el pretexto de cubrir sus necesidades nutricionales. Se trata de controlar cantidades y frecuencia de consumo también.

Otro de los problemas detectados y relacionado con el anterior, es el exceso de proteínas en las dietas infantiles, fundamentalmente derivadas de la carne y dejando de lado las importantes que contiene el pescado.

La carne ya se puede introducir en los purés de los bebés a partir del sexto mes de vida, comenzando por carnes blancas como el pavo o el pollo y pasando más adelante ya a las carnes rojas como la ternera o el cordero. Mientras que el pescado ya se puede empezar a meter en su dieta desde los 8 o 9 meses de edad.

potitos_nutriben_farmacia_la_palomeraLos potitos preparados son una buena opción para alimentar a tu bebé con total seguridad, ya que están elaborados conforme a los valores nutricionales recomendados por las sociedades de nutrición. Es recomendable en este caso ir a marcas especialistas del sector, como Nutriben o Nestle para una mayor garantía.

De hecho en un estudio llevado a cabo por el Hospital la Fe de Valencia, en colaboración con la Universidad de Murcia, se concluyó que el perfil nutricional de los los tarritos preparados y los purés hechos en casa era muy similar, por lo que ambas opciones son muy válidas.

Dicho estudio incluso mostraba como  en los purés caseros, existía más riesgo de sobrepasar los niveles recomendados de sodio, por la tendencia de muchos padres a adecuarlos a sus gustos y añadirles más sal de la cuenta, cosa que no ocurre en los potitos de compra.

Se trata en todo caso de ofrecer a nuestros hijos alimentos nutritivos, de calidad y en las cantidades adecuadas para evitar problemas de sobrepeso inmediatos y futuros.

ARTICULOS SIMILARES

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta